Lo que debes saber antes de interponer una demanda de asbesto

Si estás considerando interponer una demanda de asbesto, es posible que de pronto dudes si se trata del camino adecuado. El objetivo de realizar una reclamación por exposición al asbesto es solicitar compensación económica. Pero existen muchos mitos y malentendidos en todo lo relacionado a demandas legales, y las demandas por mesotelioma no son una excepción.

Pero, primero que nada….

¿Quién puede interponer una demanda de compensación por exposición al asbesto?

Las demandas se interponen porque la exposición al asbesto es causa de mesotelioma y otros problemas médicos.

Puedes ser candidato para interponer una demanda, si se cumplen todos estos puntos:

  • Tienes un diagnóstico de mesotelioma o cáncer pulmonar
  • Tienes antecedentes de exposición al asbesto (al final de este blog se detallan los tipos de exposición)
  • Se puede probar la exposición a través de tu historial laboral y personal. Un abogado de mesotelioma es la persona más capacitada para ayudarte a determinar dónde y cómo pudiste haberte expuesto

Lo puede hacer cualquier persona tuvo exposición en los Estados Unidos, independientemente de su situación migratoria. Un abogado de mesotelioma es la persona más capacitada para ayudarte a determinar dónde y cómo pudiste haberte expuesto

¿Cuáles son los mitos o malentendidos alrededor de las demandas de asbesto?

Estas son algunas de las ideas imprecisas que muchas veces albergamos en torno a las demandas.

Mito #1: Tengo seguro, así que no necesito interponer una demanda

Es importante recordar que los fabricantes de asbesto estaban realizando un negocio con fines de lucro. La cobertura de la mayoría de los seguros médicos no será suficiente para enfrentar todos los gastos relativos al mesotelioma.  Estos gastos incluyen facturas médicas, viajes y de cuidado personal. Un seguro de salud estándar tampoco te cubrirá por la pérdida de ingresos durante tu enfermedad.

Por otro lado, se supone que los fondos fiduciarios de asbesto pueden llegar a compensar a las víctimas los gastos médicos, gastos de viajes y la caída de ingresos. En algunos casos, incluso se compensa el sufrimiento emocional causado por el cáncer de asbestos y mesotelioma.

Mito #2: Puedo interponer una demanda a los fondos de asbesto sin necesidad de un abogado

Técnicamente, es posible para cualquier persona interponer una demanda a los fondos, sin necesidad de representante legal. Tome en cuenta que los fondos de asbesto cuentan con especialistas de reclamaciones, investigadores y abogados, para evaluar cada petición que reciben. Las peticiones deben estar sumamente bien fundamentadas para ser aceptadas.

Por otro lado, normalmente, los fondos pagan solo una porción de lo reclamado, pues se supone que el dinero debe alcanzar para las futuras víctimas. Los abogados de mesotelioma saben que esto ocurrirá, y están preparados para negociar una mejor oferta para usted.  El abogado tiene un interés porque usted gane y se le pague más, pues de ello depende su pago (trabajan por contingencia: “no ganan, no cobran”). Estos abogados han manejado muchos casos, y tendrán experiencia. Pero a final de cuentas, es una decisión personal.

Mito #3. Puedo esperar y contratar a un abogado más tarde

Retrasar la contratación de representación legal puede dañar sus posibilidades de realizar un reclamo. Existe el llamado “estatuto de limitaciones”, que dicta hasta cuánto tiempo después de la exposición se puede interponer el reclamo. En el caso de que la persona fallezca, el estatuto también dicta el límite de tiempo para interponer la demanda de asbesto. Contratar a un abogado mientras la persona con mesotelioma está con vida, podría permitirle a esta ver el resultado positivo del caso. Esto es muy alentador. Pero, además, el afectado podrá dar al abogado de viva voz, detalles fundamentales para armar el caso.

Por otro lado, si la persona ya falleció, es posible para la familia interponer una demanda en su nombre, siempre que esté dentro del límite de tiempo. Recuerde que el límite es distinto para cada Estado.

Mito #4: La contratación de un abogado es demasiado cara

Usted puede pensar que usted no puede permitirse el lujo de contratar a un abogado. Pero el de hecho, los abogados de mesotelioma normalmente no cobran ni un centavo de entrada. Si logran obtener la compensación para usted, entonces se les tiene que pagar un porcentaje de la misma. El porcentaje estándar es del 40%.  Ellos también cubrirán todos los gastos iniciales de la reclamación.  Los fondos del asbesto, por ejemplo, cobran alrededor de $200 por meter la solicitud de compensación. Usted no tendrá que pagar ese dinero de inmediato cuando contrata a un abogado de asbesto. La firma de abogados pondrá el dinero, y solo le solicitará a usted el reembolso si se gana la compensación.

Además, los abogados de asbesto normalmente evalúan su caso sin ningún costo. Y no es necesario limitarse a un abogado de mesotelioma en su zona. Usted puede buscar al mejor abogado de asbesto en el país. Si usted tiene un caso viable, es muy posible que este abogado esté dispuesto a trasladarse desde donde sea para verlo.

Mito #5: No quiero demandar a nadie, me da remordimiento

Perseguir un reclamo o un juicio no sólo es correcto, es tu derecho. El proceso legal de presentar una demanda se creó y existe para proteger a las personas que han sido lesionadas injustamente. Además, debes estar consciente que el dinero recuperado no sale del bolsillo de otra persona. Sale de los fondos fiduciarios (las llamadas “bolsas de quiebra”), que muchas empresas de asbesto crearon al quebrar. En otros casos, es pagado por las aseguradoras de las empresas. En ese caso, el dinero proviene de una compañía de seguros que recibe de miles de dólares de primas mensuales para exactamente este tipo de situación.

Normalmente, las personas que desarrollan mesotelioma trabajaron en una empresa donde se expusieron al asbesto sin su consentimiento ni conocimiento. Le dieron a esa empresa su tiempo y energía, y esa empresa les quitó la salud.

Cuando usted demanda

El objetivo de todo abogado de mesotelioma es obtener una compensación para los clientes que se expusieron al asbesto. Muchas veces la demanda simplemente se interpone ante fondos de dinero que dejaron las empresas del asbesto especialmente para cubrir gastos. Pacientes y abogados muchas veces optan por esa opción, porque es menos complicada, no hay que ir a juicio y la compensación se obtiene más rápido.

En otras ocasiones -las menos- se decide ir a juicio.

El mesotelioma afecta profundamente la vida laboral, social y familiar del paciente. En la busca de una compensación por exposición al asbesto, un abogado de mesotelioma pondrá estos hechos ante el jurado. El abogado también destacará el fracaso de su empleador para proveer un ambiente de trabajo seguro. En el lenguaje jurídico, la omisión de los empleadores de proporcionar un ambiente libre de asbesto se llama una “violación del deber”.

La exposición puede ser de cuatro tipos; estos incluyen:

  • Exposición militar
  • Exposición comercial- industrial
  • Exposición a través de productos
  • Exposición de segunda mano

Independientemente del modo de exposición, es posible intentar obtener compensación. ¿Porqué?

Porque desde mediados del siglo 20, se estableció la conexión entre el asbesto y los problemas de salud. A pesar de que las empresas supieron de este riesgo, expusieron a los trabajadores y al público -a través de sus productos-, al material.

También alrededor de esta época, se dio un uso ferviente del asbesto en construcción, en la industria, y en la fuerza naval.  La Marina de los Estados Unidos usó el asbesto en sus barcos de guerra. Ya que se sabía de los riesgos, los veteranos ahora pueden solicitar compensación.

Las investigaciones han demostrado que el asbesto es un carcinógeno capaz de causar mesotelioma. En general, el asbesto está fuertemente regulado en muchas aplicaciones; sin embargo, todavía se encuentra presente en niveles peligrosos en muchos productos viejos. Por ello, a pesar de la regulación, la exposición continúa.

Exposición Comercial-Industrial. La mayoría de los casos de los casos de compensación por asbesto se originan por este tipo de exposición. Como lo dice el nombre, la exposición ocurre cuando los empleadores exponen injustamente a sus empleados al carcinógeno. El punto de conducción detrás de los casos de compensación de asbesto es el simple hecho de que los empleadores sabían que las fibras de asbesto causan graves efectos sobre la salud. Sin embargo, no hicieron nada para proteger a sus trabajadores.

Exposición a través de un producto comercial. Aquí, es “acusado” es el fabricante del producto carcinógeno, cuando la persona expuesta lo demanda. Aun así, es posible acusar tanto al empleador como al fabricante de producto simultáneamente.

Ejemplos de tales productos que pueden haber provocado exposición al asbesto:  cemento, techo y tejas.

Si usted trabajó con cualquiera de estos productos que contienen asbesto, entonces usted tiene mayor posibilidad de desarrollar mesotelioma. Al recibir un diagnóstico de mesotelioma, la compensación monetaria no solo es necesaria: es esencial. En otras palabras, una compensación de asbestos (asbestos settlement) te permitirá obtener atención médica adecuada. El mesotelioma requiere un tratamiento especializado. Dado que existe un vínculo evidente entre el asbesto y el mesotelioma, la cuestión relevante es la exposición. Una vez que su abogado identifique a la parte responsable de su exposición, y si se descubre negligencia, se puede interponer una demanda de compensación. Además de los gastos médicos, también está la pérdida de ingresos que surge de la incapacidad para trabajar. Una compensación por exposición al asbesto (asbestos settlement) te permitirá recuperar los ingresos perdidos.

¿Qué gano con una compensación por asbesto? (asbestos settlement)

Si bien es imposible deshacer los efectos de las fibras de asbesto, una compensación por asbesto puede aliviar gran parte de la carga que acompaña al mesotelioma. Mediante la búsqueda de una demanda por asbesto, ejerces tus derechos legales. Además, evitas que otros se expongan de manera similar.

¿Porqué se dice que fue “negligencia”?

En cuanto a la negligencia, ha habido casos documentados de que los fabricantes trataron de ocultar los efectos peligrosos del asbesto. Esta fue la tendencia en los años 70 y 80. Ten en cuenta que hay fondos fiduciarios de asbestos que contienen millones de dólares para compensar a los trabajadores que han sido diagnosticados con mesotelioma o enfermedades relacionadas con el asbesto.

En la búsqueda de daños compensatorios, tu abogado de mesotelioma tratará de maximizar tu recompensa. Además, la mayoría de los abogados aceptarán tu caso en base a “honorarios de contingencia”. Mientras que la exposición al asbesto es el principio de una cadena de eventos, no necesariamente tiene que ser su final. En otras palabras, contratar a un abogado de mesotelioma te pone en posición de interponer una demanda.

 

 

 

Ledger Law Firm

Author Ledger Law Firm

More posts by Ledger Law Firm

Leave a Reply