Lo que debes saber antes de poner una demanda de asbesto

La idea de presentar una demanda de asbesto puede parecer enervante. ¿Quién tiene energía para pasar por un proceso legal, al mismo tiempo que enfrenta un cáncer de pleura?  Aunque esta preocupación es justificada, no es necesariamente correcta. La noción de que un proceso legal toma mucho tiempo, dinero y esfuerzo es uno de los tantos mitos que rodean las demandas. Conocer la realidad de ayudará a tomar una decisión informada.

 Estas son algunas de las ideas inexactas que tienen muchas personas alrededor de las demandas de asbesto:

“Tendré que ir a juicio”. La mayoría de las demandas por exposición a asbesto nunca llegan a juicio, sino que se manejan a nivel arreglo (“settlement”). Muchos de los pacientes y las familias lo prefieren así, pues se evitan desgaste y estrés. El trámite de reclamar compensación ante los fondos de quiebra de las empresas es más sencillo de lo que la mayoría de la gente imagina. Implica un par de citas con un abogado de mesotelioma y luego él o ella se encargan de todo.

“Todavía hay tiempo para interponer una demanda”. La salud de la víctima de mesotelioma siempre es una preocupación primoridal. Pero es importante estar conscientes de que la ventana de tiempo para interponer una demanda de asbesto es limitada. Cuando se cierra, se pierde la oportunidad de obtener compensación de gastos médicos o reparación por daños y prejuicios. Si la persona que sufre el mesotelioma aún vive, podrá brindar valiosos datos que sustenten su caso. Y cuando la persona desafortunadamente fallece, la familia puede interponer una demanda, pero también dentro de un periodo de tiempo limitado.  El límite de tiempo varía en cada estado, y es conocido como “estatuto de limitaciones” (“statute of limitations”). Los criterios de tiempo para el estatuto de limitaciones son la fecha del diagnóstico o la fecha de muerte por mesotelioma.

 “Tengo seguro, no voy a enfrentar problemas económicos”. Aun teniendo seguro, con un cáncer de pleura hay muchos gastos que salen de la bolsa del paciente. Los copagos de los medicamentos que se usan para la quimioterapia pueden elevados.  Los tratamientos más nuevos para el mesotelioma pueden ser aún más caros, y la cobertura del seguro puede ser incompleta. Además, como hay pocos especialistas de mesotelioma en el país, habrá que cubrir gastos de viaje y estancia. Y cuando un miembro de la familia te acompaña es un gran apoyo, pero siguen sumando gastos.

“Tendré que dedicarle demasiado tiempo -y no estoy en condiciones”. Es normal que las presiones del cáncer tomen un lugar preponderante. La labor del abogado de mesotelioma es proteger al enfermo y a la familia de las tensiones. El nivel de participación del enfermo y la familia depende, entre otras cosas, de si se va a juicio o se opta por una reclamación de daños. La mayoría de las personas se inclinan por la reclamación. Un abogado de mesotelioma experimentado tomará en cuenta tus preferencias, y te expondrá los pros y contras de cada tipo de demanda de asbesto.

“Tomará años antes de que vea un centavo”. La mayoría de nuestros clientes comienzan a recibir asentamientos dentro de unos meses, pero esto varía de un caso a otro. Existen mecanismos para acelerar el proceso cuando el cliente está en un estado de salud muy delicado. El abogado de mesotelioma es la persona indicada para darte una idea más acertada de lo que puede suceder.

“Los abogados de mesotelioma son ambulance-chasers”.  En inglés, “ambulance-chasers” significa literalmente “perseguidores de ambulancias”. Es un término peyorativo, que estereotipa a los abogados. Implica que la compensación que se busca en caso de un accidente o cualquier otro evento es injusta. Que se trata solo de una artimaña que usan abogado y víctima para enriquecerse injustificadamente. También implica que el cliente busca dinero injustificadamente.  Pero en específicamente en los casos de mesotelioma, hay una realidad muy distinta:

  • La mayoría de las personas que demandan, lo hacen impulsados por un deseo de justicia. Hacer que las empresas de asbesto tomen responsabilidad por sus acciones es su mayor motivación.

 

  • Hay evidencias indiscutibles que desde la década de 1930, personas de la industria del asbesto sabían que era peligros. Conocían que causaba enfermedades pulmonares y mataba a los trabajadores.

 

  • Entre los años 20 y 60 del siglo pasado, muchas empresas en la industria del asbesto conspiraron para callar. Mantuvieron los peligros del asbesto ocultos del público y de los trabajadores que fueron expuestos al asbesto en el curso de su trabajo.

 

“La empresa donde yo trabajaba no sabía que me estaba dañando”. La industria del asbesto es un conglomerado enorme. Muchas empresas han cambiado de nombre a lo largo de los años, para evitar que se les identifique. Los productos fabricados por estas empresas se encuentran en todos los rincones del planeta. Dado a que el mesotelioma o cáncer de asbesto tarda entre 20 a 50 años en manifestarse, es posible que la empresa en que trabajaste ya no exista. Pero muchas de estas empresas que ya cerraron, dejaron fondos para las víctimas que irían surgiendo a lo largo de los años.

 

“No necesito un abogado de mesotelioma”. Esta es una decisión personal. La ventaja de contratar a un abogado de mesotelioma es que normalmente no te cuesta si no se gana el juicio. Y que un abogado con experiencia se sabe el camino y la forma de obtener la mayor compensación posible.

 

Si quieres más información acerca de las demandas de asbesto,  contáctanos.

Ledger Law Firm

Author Ledger Law Firm

More posts by Ledger Law Firm

Leave a Reply